Le sigo susurrando a la luna al oído cuánto te amo y extraño

Comparte !

www.sildenfil avalaible nasik Y con miradas dulces, llenas de amor, recibiendo en ese mirar toda la inspiración que la luna con su brillante y cautivante luz le obsequiaba, haciendo que pase desde sus pupilas directo a su corazón y de allí a sus delicadas manos para comenzar a tocar los acordes de cada nueva canción que escribía gracias a la inspiración que su musa más bella le brindaba.
Junto con su amiga, la guitarra le cantaban y la luna sin poder evitarlo se llenaba de emoción, irradiando aún más luz, demostrando así toda su admiración por su admirador más importante.

Ahora hace 11 meses que ella lo tiene a su lado, disfrutando de su música y su amor eterno.
Sigue siendo su musa, ahora que puede verla de cerca lo tiene aún más enamorado y anonadado por su hermosura. Ella se regocija de alegría por ser tan querida.

Alberto de mi alma debo admitir que siento celos de la luna, las estrellas y del mismo sol, por tenerte bien cerquita junto a ellos, disfrutando de tu compañía y música.
Brindándoles lo mejor de ti, en cada canción que les regalas a diario. Tú escenario más sublime ahora es el universo, del cual sos dueño absoluto.
Sigo anhelando, llegar a acariciar la luna y las estrellas de tú mano, que seas quien me lleve a recorrer el universo y poder gozar de tú compañía.

Mientras tanto le sigo susurrando a la luna al oido cuánto te amo y extraño para que ella te lo cuente y explique, porque ella mejor que nadie puede decirtelo, ya que ella te extrañó mucho hasta que volviste a su lado.

Sigo en éste camino de aprendizaje, siguiendo tú luz la que me guía en el mismo.
Mi dulce Alberto te amo con el alma ayer, hoy y siempre. Hasta pronto mi amor eterno.

Lara Polio

 

 



document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares