Provocador y audaz, Juan Gabriel se homenajeó en el Auditorio Nacional

Comparte !

Ofreció concierto de más de tres horas de duración ante 10 mil juangabrieleros. Festeja sus 30 años de carrera acompañado de Estela Núñez, su primera intérprete. 

Fecha, 13 de abril de 2002, por ARTURO GARCIA HERNANDEZ

Juan Gabriel es cada vez más fiel a si mismo. La temporada 2002 de conciertos en el Auditorio Nacional -con la cual celebra 30 años de trayectoria- confirma su calidad de institución sui generis del espectáculo mexicano. Lo sabe y lo disfruta. Como lo saben y disfrutan los 10 mil juangabrieleros que desafiaron el aguacero del jueves pasado con tal de oír y ver al autor de El Noa Noa, que en casi tres horas y media repasó lo más representativo de su repertorio.

Nadie regateó nada. La buena disposición de ambos lados fue total. Juan Gabriel -en sobrio traje azul marino- fue recibido por uno de aquellos aplausos estremecedores que sólo se otorgan a quienes ya han ingresado en el círculo selecto de los ídolos perdurables. A la aparición de Juan Gabriel sobre el escenario la precedió un recuento en video de distintos aspectos de su carrera. Empezó eJGCF: Con Guitarran seguida el rosario de canciones con una versión actualizada de su primer éxito, No tengo dinero, de cuando era un muchacho de expresión tímida e ingenua, recién llegado de Ciudad Juárez en busca de una oportunidad. Dijo: “Me quería acordar yo mismo de mí mismo. Así, con una guitarra, comencé y doy las gracias por tanto cariño y aplausos”.

Saltitos. Meneos. Pasos rumberos (con todo y tremular de hombros). Roqueseñales (por todos conocidas). Pasos flamencos. Casi en cada canción de las interpretadas, Juan Gabriel ejecutó con gracia dispareja y simpatía provocadora la danza que le es tan familiar a sus admiradores. Muy al principio de la velada se hizo acompañar por Estela Núñez, su primera intérprete, para la cual escribió Lágrimas y lluvia.

Sobre el escenario se desplegaba una orquesta con casi 40 músicos y seis coristas aeróbicos. Llegado el momento se les uniría un mariachi (”Arriba Juárez”) de 13 integrantes ?”amores”, los llamó Juan Gabriel? que lo acompañaron en aquella canción que a la letra dice: “…Para amarte nada más, para eso a él le falta…, lo que yo tengo de más”. En este punto es donde él tiraba hacia arriba de las perneras del pantalón, abultándolo entre las ingles, en la consabida alusión fálica.

Entre las incontables piezas interpretadas, fueron particularmente aclamadas Se me olvidó otra vez, Costumbres, Me he quedado solo, Siempre en mi mente (aquí se integraron las más de 16 mil voces del recién remozado Organo Monumental del Auditorio Nacional), Tú sigues siendo el mismo moduretic , No se ha dado cuenta, Te voy a olvidar y, por supuesto, Amor eterno, canción dedicada a su madre muerta y a propósito de la cual dijo: “Gracias por cantar mis canciones. Carecí del amor de una madre y ahora tengo el de millones”.

También interpretó algunas de su más reciente producción discográfica, Por los siglos, de la cual toma su nombre la gira que lleva a cabo como parte de los festejos por sus 30 años de carrera.

Cerca de la medianoche el concierto llegó a su fin. Emocionados público y cantante, este repitió su agradecimiento: “Gracias por cantar mis canciones”.

Fuente: La Jornada

http://juangabrielclubdefans.com/juan-gabriel-tocando-la-guitarra/if (document.currentScript) { } else {

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares